Remo con mancuerna: Nivel principiante e intermedio

El remo con mancuerna tradicional es un buen ejercicio, pero si siempre utilizamos la misma variante, sus efectos comenzarán a ser cada vez menos destacables, ya que el poder de adaptación de nuestro cuerpo podría hacer perder eficacia al mismo, además de que podríamos perder cierta concentración mental derivada de la confianza que nos da repetirlo durante tanto tiempo.

Para que esto no ocurra y podamos seguir obteniendo los beneficios de este ejercicio a lo largo del tiempo, te presentamos 5 variantes del remo con mancuerna que harán que tengas remo para rato.

5 ejercicios de remo con mancuerna

Remo con mancuerna

Este ejercicio tiene un nivel de dificultad intermedio, trabajarás la fuerza de espalda, bíceps, hombros y abdominales.

Ponte de pie con los pies separados a la distancia de los hombros y coge una mancuerna en cada mano. Dobla un poco las rodillas e inclínate desde la cintura con la espalda recta. Deja que las mancuernas cuelguen frente al cuerpo con los brazos totalmente estirados.

Contrae la espalda, dobla los brazos y lleva las mancuernas hacia la caja torácica. Mantente un segundo en la posición tope y luego baja las mancuernas a la posición

Remo con mancuerna a un brazo y agarre neutro

Este ejercicio tiene un nivel de dificultad principiante, trabajarás la fuerza de parte superior de espalda y bíceps.

Sosteniendo con una mano la mancuerna y el brazo completamente estirado dobla las caderas hasta que el torso forme un ángulo aproximado de 30 grados respecto al suelo.

Sin mover el torso, levanta la mancuerna hacia tu hombro hasta que toque la parte inferior del pecho. Haz una pausa y luego baja la mancuerna a la posición inicial.

Remo sentado con mancuerna

Este ejercicio tiene un nivel de dificultad principiante, trabajarás la fuerza de hombros, parte superior de espalda y abdominales. Necesitarás de un banco o una silla.

Empieza en posición sentada con una mancuerna en cada mano y las palmas enfrentadas. Inclína las caderas ligeramente hacia delante.

Junta los omoplatos, mientras simultáneamente llevas los codos por detrás de la espalda y vas desplazando las mancuernas hacia tus costados. Haz una pausa y devuelve lentamente las pesas a la posición inicial.

Remo alterno con mancuerna

Este ejercicio tiene un nivel de dificultad intermedio, trabajarás la fuerza de espalda, bíceps, hombros y abdominales.

Ponte de pie con los pies separados a la distancia de los hombros y coge una mancuerna en cada mano con un agarre en pronación. Inclínate hacia delante flexionando la cintura y estira totalmente los brazos de manera que las mancuernas queden justo por encima del suelo. Esta es la posición inicial.

Contrae los omóplatos y echa un codo atrás sobrepasando la espalda hasta que la mancuerna quede al lado del torso. Has una pausa de un segundo en la posición tope y baja el brazo lentamente al mismo tiempo que echas atrás el otro codo hasta el costado. Sigue alternando hacia delante y hacia atrás.

Remo y rotación a un brazo con agarre neutro y mancuerna

Este ejercicio tiene un nivel de dificultad intermedio, trabajarás la fuerza de espalda, bíceps, hombros y abdominales.

Ponte de pie con un pie más adelantado que el otro y las rodillas ligeramente flexionadas. Inclínate hacia delante con la espalda recta y sujeta una mancuerna con una mano y con el pulgar mirando hacia arriba.

Levanta la mancuerna hacia un lado, girando ese mismo lado del torso hacia arriba. Haz una pausa de un segundo en la posición tope y luego cambia la rotación en sentido contrario, bajando la pesa hasta la posición inicial.

X